“PROCLAMA MI ALMA LA GRANDEZA DE DIOS”

15 de agosto de 2018

¡Qué día lleno de bendiciones!

Todos unidos desde la mañana hemos alabado al Señor por todas las maravillas que ha hecho y sigue haciendo en María, que es puente para nosotros… y le pedimos que Ella sea siempre nuestra guía y modelo para proclamar con nuestra vida las maravillas que Él hace en cada uno de nosotros, como decía Nuestra Madre Fundadora “Todo para gloria de Dios, pero por manos de María”.

Todos unidos a Jesús por María en la acción de gracias, pero especialmente dimos gracias por 4 hermanas que celebraban aniversario de consagración en la Congregación. Renovaron su “Sí” ante el Señor y toda la Asamblea, y todos nos unimos a ellas renovando el “Sí” al Señor, de la mano de María. Y aprovechamos para hacernos las fotografías oficiales del Capítulo, todas y por delegaciones.

Hermanas renovando su "Sí" con la fórmula de Profesión

  • Consuelo Palacio Chavarría, 48 años de consagración religiosa.
  • Izabel de Assis Batista, 48 años.
  • Marian Macías Rodríguez, 30 años.
  • Mapi Rodríguez de R. Olives, 12 años.

A continuación, nos unimos a toda la Iglesia, sumándonos a la celebración de la Eucaristía en la Catedral de Pamplona. Fue una experiencia fuerte de comunión con nuestro Arzobispo y con toda la Asamblea, sintiéndonos de nuevo bajo el amparo de María, de la Iglesia, y enviadas a darlo todo para dar a conocer el Amor de Dios encarnado en Jesucristo.

¡Misa de fiesta y mesa de fiesta! Ambiente de familia y mucha alegría en el ambiente. ¡Gracias a cada uno!

Por la tarde, nos pusimos en marcha a visitar el monasterio de Leyre, un lugar escondido y preciado por muchos, en el que viven los Benedictinos que alaban a Dios desde la regla de San Benito, con una mayor intimidad con Dios al compás del “Ora et labora” (ora y trabaja). Allí visitamos la Cripta del Siglo XVII que se conserva hermosamente, con su historia impactante… y al final del día, nos unimos a la comunidad para rezar Vísperas con esa armonía y belleza que aporta el Canto Gregoriano.

Monasterio de Leyre

 

Cripta románica (siglo XI)

 

La Virgen de Leyre

Como veis, todo un día lleno de gozo y experiencias de comunión… eso es lo que queremos transmitiros y que sentimos como llamada fuerte en nuestra familia: ¡Sumar y sumar, sumar y sumar, para vivir con gozo la comunión!

 

Equipo de Medios de comunicación capitular

 

Deja un comentario