Nuestra Experiencia Pastoral

Nuestra labor Pastoral la desarrollamos en diferentes ámbitos y lugares.

Por la llamada que hemos recibido a ser misioneras nos sentimos impulsadas a dar a conocer a Jesús Eucaristía, lo hacemos desde la sencillez y la presencia en zonas rurales, insertas en los pueblos y trabajando en las parroquias.

Nuestro campo de acción abarca la evangelización, catequesis, animación de las celebraciones, visita a enfermos y distribución de la comunión. Grupos de jóvenes y adultos y pastorales diocesanas.

Trabajamos también creando voluntariados en obras sociales, atención a inmigrantes, pobres de la calle, transeúntes y familias carentes. Atención a las necesidades básicas de alimentación, ropa y bolsa de trabajo, así como evangelización y atención a la vivencia de la fe.

Estamos al lado de los que sufren la exclusión en zonas de marginación, en las cárceles y zonas conflictivas donde nuestros hermanos necesitan encontrar el amor de Dios concreto y visible en nuestros signos.

El mundo de los jóvenes es atendido, desde los colegios y desde las Residencias universitarias, lugares donde creamos familia en torno a los jóvenes que se preparan en la Universidad para ser los futuros profesionales. Se educa y acompaña el proceso para que se dé una formación integral, para crear hombres y mujeres capaces de ser auténticos cristianos, maduros, humanos y verdaderamente solidarios.

Promovemos todo lo que nos hace sentirnos familia y misioneros compartiendo la experiencia misionera y apostólica.