“HE DESEADO ENORMEMENTE COMER ESTA COMIDA PASCUAL”

DOMINGO DE RAMOS

Evangelio: Lucas 22, 14-23

El relato de la pasión nos afecta profundamente, estamos en la máxima tensión de nuestra vida cristiana, iniciamos una semana de acompañamiento a Jesús y en este relato del evangelista Lucas, Jesús expresa su deseo de despedirse a través de una comida, de la cercanía del estar juntos, comer y compartir, momento en el que puede enfrentar la traición; pero también realizar la misión que el Padre le ha confiado.

Nuestro seguimiento a Cristo lleva consigo, cargar con nuestra cruz cada día, tener la capacidad de vivir el abandono, la soledad porque Jesús se ha solidarizado con nuestra humanidad al mostrarse débil, sin defensa, después de haber sido aclamado por la multitud.29. domingo-de-ramos-dibujos-para-compartir

Hoy necesitamos afirmar el triunfo de Jesús sobre la cruz, sobre la muerte, sobre el dolor, porque nuestra vida está destinada a la vida, allí donde lo injusto, lo frívolo, el éxito del momento parece cobrar fuerza y alardea en medio de las calles y las plazas, existe un silencio, el silencio de Dios que dice desde dentro en donde está la verdadera vida, en la humildad y obediencia del hijo de Dios.

Toda la muchedumbre que había acudido a este espectáculo, habiendo visto lo que ocurría, se volvía dándose golpes de pecho. Todos sus conocidos se mantenían a distancia. Es también esa impotencia en la que se envuelve la humanidad para responder a lo que no sabe dar respuestas ni razones y lo más fácil es volverse culpándose sin más.

Que estos días santos que vamos a comenzar a vivir los vivamos con fe y fervor porque Dios se ha acercado a nosotros para realizar el misterio de nuestra salvación, su muerte es necesario para que el Reino de Dios entre nosotros sea una realidad.

Liliam Taborda, mss @lianmartv

Deja un comentario