El “Amén Aleluya” de mi vida (3)

Amén en mi debilidad, amen cuando experimento la disminución y la soledad, porque entonces ERES TÚ solo el Señor de mi vida. Amén cuando hay que abrir caminos nuevos o los caminos se estrechan, porque entonces hay que dejar a un lado todo lo superfluo. Amén cuando es de noche, cuando no veo frutos, porque me fío de la Estrella, de la savia que viene de Ti.

Aleluya en la COMUNIÓN en Ti, Aleluya en los dones de mis hermanas, y en sus sueños. Aleluya cuando vemos y notamos tu acción en nosotras. Aleluya en el gozo de seguirte junto a mis hermanas y hacerlo como Misionera del Santísimo Sacramento y María Inmaculada.

20150525_120606

Deja un comentario